• Jaime Sanders

ASÍ NO MILLENNIAL.

Actualizado: 10 ene

Se agradecido, llega con humildad, con mirada fresca, llega en silencio, llega a escuchar, llega con respeto, llega con pasión...


No llegues creyendo que salvaras al mundo, que la empresa te estaba buscando, que era lo que necesitaban y que ya estás aquí para salvarlos. La empresa donde estás ya funcionaba antes de que tú nacieras y aunque por buena gente te digan que eres lo que estaban buscando no es así, todo eso que ves funcionará contigo o sin ti, así que se agradecido, llega con humildad, con mirada fresca, llega en silencio, llega a escuchar, llega con respeto, llega con pasión.


No quieras ser el centro de atención por ser el nuevo, el jovencito creativo, el millennial más deseado por todas las empresas, el que cree que todas sus ideas son buenas e innovadoras. No veniste a dar ideas, veniste a hacerlas realidad, ahora ¿quieres realmente innovar? Entonces con mayor razón, deja de escupir ideas y trabaja, conoce el proceso, conoce la forma de hacer las cosas, invítale un café a los que pensaron y crearon eso que quieres cambiar y cuando lo entiendas de fondo, piensa en tu idea, bájala a la realidad y haz tu propuesta de cambio.


No te sientas frustrado porque apenas llevas 2 meses y no te han dado la dirección que según tú mereces, no me vengas con que ya te quieres ir porque no era lo que buscabas, no salgas con cuentos baratos de que no te valoran y por eso te vas y mucho menos uses de chantaje tú salida, si te vas a ir, vete, pero ya, vete rápido que seguramente si te quieres es porque no eres de aquí, porque tristemente nos daremos cuenta que nos equivocamos al apostar por ti, porque nos darás una razón más para asegurar que así no se hacen las cosas millennial así no!


No quieras venir de bermudas y chanclas todos los días te juro que eso no te hace más cool y ten mucho cuidado al criticar el uniforme de tu empresa no se te olvide que juegues en el equipo que juegues portar la camiseta es un orgullo, que te importe más tu estilo de hacer las cosas, la camisa y la corbata no te asfixian, claro si son de tu talla. Hay creencias mentales que te puedo asegurar asfixian más que la corbata y esas son las que deberías quitarte primero para poder vivir esta experiencia.

2 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo